¿Por qué siempre estoy lesionado?

¿Por que siempre esoty lesionado?

Reproducimos un articulo de la Psicóloga deportiva Eva María Tenza (@EvaTenza) publicado en www.doblepenalti.com que nos parece bastante interesante.

Hace unos meses escribía un artículo sobre las lesiones inesperadas, sus repercusiones emocionales y cómo el trabajo psicológico podía ayudarlo durante el período de rehabilitación; pero en esta ocasión no hablaremos de esa lesión que llega de improviso, sino de esos deportistas continuamente lesionados, o que tienen esa lesión que nunca llega a desaparecer, y que periódicamente los obliga a sentarse en el banquillo, sin saber en muchas ocasiones muy bien cuál es la causa, porque no ha habido un motivo aparente.

Nos encontramos al comienzo de la temporada, y deberíamos estar frescos tanto a nivel psicológico como físico, pero si observamos detenidamente a los jugadores, podemos comprobar que en muchos casos no es así, y han comenzado la temporada lesionados, o rápidamente han aparecido esas recurrentes lesiones que suelen padecer. ¿A qué puede ser debido?

Obviamente son muchísimos los casos que se producen por un hecho físico obvio (un golpe, caída, etc.), pero podríamos decir que, en muchas ocasiones, la lesión también puede aparecer por un problema psicológico: el estrés.

Los deportistas que se encuentran sometidos a altos niveles de estrés son más propensos a lesionarse, y por lo tanto la intervención no debe ser solamente física (en manos de médicos, fisioterapeutas, etc.), sino también psicológica, ya que si no se toman medidas para solucionar los problemas, la recuperación es más lenta y las probabilidades de lesionarse continúan ahí, entrando finalmente en un círculo vicioso de lesiones y estrés, y proporcionando como resultado ese futbolista continuamente lesionado, sentado en el banquillo y que, en muchas ocasiones, debe abandonar prematuramente su carrera.

Habitualmente  la vida deportiva puede ser un hecho estresante en sí: continuos viajes, cambios de equipo, o una estricta disciplina diaria y altas demandas, pero en  otras ocasiones el estrés se encuentra provocado por cuestiones personales (problemas de pareja, con los hijos, falta de apoyo social…) o por el propio carácter del jugador (autoexigencia, conductas de afrontamiento, frustración ante ciertos resultados…). Este estrés acumulado provoca, a su vez, trastornos de la atención durante el entrenamiento y la competición, y un aumento de la tensión muscular, una combinación perfecta de factores para que se produzca la lesión.

¿Cómo podemos, entonces, desde la psicología deportiva, ayudar a estos jugadores?

·         Como decíamos en el artículo anterior, el planteamiento de objetivos sería un punto clave de la intervención, siendo éstos tanto de rehabilitación como de readaptación y durante el resto de temporada.

·         En segundo lugar, trabajaríamos el control del estrés y la activación, entrenándolo para aprender a dominarlos, ya que los niveles de activación no desaparecen, pero sí pueden llegar a ser controlados. Para ello se trabajaría con las distintas técnicas de relajación.

·         Se le brindaría apoyo social por parte del cuerpo técnico sobre las mejoras que ha ido alcanzando durante la rehabilitación, debido a que son numerosos los estudios que demuestran que el apoyo social (sobre todo el brindado por parte del entrenador) es un punto clave en la recuperación de los jugadores, así como previniendo futuras recaídas.

·         Se trabajarían habilidades como la parada de pensamiento para aprender a eliminar durante los entrenamientos y competiciones aquellas situaciones estresantes ajenas al campo de juego, así como en los casos en los que fuera posible se trabajaría directamente para disminuir las fuentes de estrés externas al futbolista.

·         En los jugadores cuyas lesiones pueden ser causadas por los altos niveles de autoexigencia, o por poseer escasos recursos de afrontamiento, etc., se trabajaría específicamente esas habilidades, modificando sus creencias, reforzando su autoestima y aumentando sus niveles motivacionales.

·         Finalmente, la visualización vuelve a ser de nuevo una clave tanto en la recuperación, readaptación y seguimiento del futbolista, debido a que mejora tanto la adherencia a los tratamientos que lleva como coopera en el momento de vuelta a la actividad física y en la prevención de futuras lesiones.

Concluyendo este artículo, podríamos decir que el apoyo psicológico podría tanto mejorar los tiempos de recuperación de los jugadores como prevenir ciertas lesiones causadas por estrés, mejorando así la calidad deportiva del deportista y su bienestar personal, contribuyendo a evitar la figura del jugador continuamente lesionado y sentado en el banquillo.

Mejores Jugadas Semanal

Mejores Goles Semanal

Mejores Paradas Semanal

 
 

 

Resultado y Clasificaciones

Noticias internas de los equipos

Hemeroteca Global

Powered by mod LCA

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Si no cambia la configuración de su navegador, usted las acepta. Para mas información, ver Política Cookies.

  Acepto el uso de cookies para este sitio.
EU Cookie Directive Module Information